viernes, 5 de enero de 2018

Los Falcons de Atlanta se hicieron famosos por su desgarradora manera de perder un Super Bowl.

Los Falcons de Atlanta se hicieron famosos por su desgarradora manera de perder un Super Bowl.

Pero difícilmente están solos en estos Playoffs.

Siete de los 12 equipos que siguen con vida nunca han celebrado en el Súper Domingo, la misma cantidad de escuadras que llegaron a la postemporada sin presumir Súper Pedigrí desde 1999.

¿Pudiera resultar costosa la falta de experiencia en cuanto a ganar campeonatos?

Cuando tu equipo nunca ganó un anillo, es natural que simplemente encojas los hombros antes esta insignificante anomalía.

"Es el aquí y el ahora", opina el ala defensiva de los Falcons, Adrian Clayborn. "El pasado no importa".

Pero nadie puede negar que los seis veces monarcas Steelers y los cinco veces ganadores Patriots, los campeones defensores, son los únicos equipos verdaderamente de sangre azul en este grupo.

Los Falcons han perdido en sus dos apariciones en el Súper Tazón, incluyendo la derrota 34-28 en tiempo extra del año pasado en que Tom Brady y los Patriots borraron asombrosamente un déficit de 25 puntos en la segunda mitad. Los primeros sembrados der la NFC, los Eagles, también tienen marca de 0-2 en el Súper Tazón, lo mismo que los Panthers.

Búfalo y Minnesota son las únicas franquicias que han perdido cuatro veces el Súper Tazón sin un título, y los Bills son los únicos que sufrieron ese destinos en cuatro años consecutivos. Los Titans, que iniciaron su existencia como Oilers de Houston, se quedaron cortos en su único Súper Domingo. Jacksonville nunca ha llegado al juego por el título.

El dueño de los Jaguars, Shad Khan, cree que es bueno que varios equipos estén en busca de su primera corona.

Hizo notar la enorme demanda de boletos en Jacksonville, en donde año tras año hay más asientos vacíos que ocupados. Los Jaguars recibirán ahí el domingo a los Bills en un partido entre equipos que tenían largos periodos sin clasificar a Playoffs.

"¿Puedes imaginarte que el boleto más demandado para el futbol (americano) esté aquí, vendiéndose en cinco o seis veces su valor nominal?", cuestionó Khan. "Nuestro boleto más barato es de 300 dólares, para ver el juego de pie. ¿Podrías creer que eso está pasando en Jacksonville?".

Kansas City, Nueva Orleans y los Rams de Los Ángeles han ganado un título cada uno, el último durante un periodo de dos décadas en San Luis. Los Chiefs llegaron a dos de los primeros cuatro Súper Tazones, pero no han vuelto desde entonces. Los Saints ganaron el único Súper Tazón que jugaron, en la temporada 2009.

"Una vez que llegas a Playoffs, todos tienen oportunidad", insistió el linebacker de los Titans, Brian Orakpo, veterano de nueve temporadas que jugará su primer partido de Playoffs mañana ante los Chiefs. "Sí, Patriots y los Steelers tienen mucho pedigrí, pero hay otros equipos jóvenes como nosotros que tenemos hambre".

Desde que la NFL optó por el formato de postemporada con 12 equipos en 1990, el grupo más grande de conjuntos que clasificaron sin haber ganado antes un Súper Tazón fue el de hace 18 temporadas. Los Rams estaban entre los ocho que nunca se habían adjudicado un título, hasta que vencieron a Tennessee en el juego por el título, deteniéndolos en la yarda 1 en la última jugada del partido.

Cuando se trata de neófitos en postemporada, los Bills han llamado la atención tras clasificar a Playoffs por primera vez desde 1999, poniendo fin a la sequía más larga en cualquiera de las cuatro ligas profesionales mayores. Pero Búfalo aún es conocido por sus cuatro derrotas en el Súper Tazón en años consecutivos.

"Ya es tiempo de crear nuevos recuerdos de los Bills", comentó Thurman Thomas, corredor de aquellos equipos derrotados y miembro del Salón de la Fama. "Que ya no sea el equipo que perdió cuatro Súper Tazones seguidos, que sea alguien más".

Los Vikings fueron la primera franquicia que perdió cuatro Súper Tazones, durante un periodo de ocho años que finalizó en 1976. No han regresado al Súper Domingo desde entonces, perdiendo cinco veces el Juego de Campeonato de la NFC, la última vez en el 2000.

El entrenador Mike Zimmer dijo que es importante tomar ventaja de una temporada como ésta, cuando los Vikings desafiaron las expectativas detrás de una dominante defensiva y del pasador suplente Case Keenum.

"Algunos jóvenes creen que esto es cosa de todos los años", declaró Zimmer. "Pero realmente nunca se sabe. La última vez que gané el Súper Tazón fue en 1995 (como asistente de los Cowboys), así que ya pasó mucho tiempo".

Al receptor Adam Thielen no le preocupa que Minnesota hayan perdido tantos Súper Tazones hace tantos años. Sólo le preocupa el que viene, que se jugará en el estadio de los Vikings.

"No nos interesa lo que ocurrió en el pasado", señaló Thielen. "Cada año es una situación totalmente diferente: equipo diferente, jugadores diferentes. Honestamente nosotros tenemos mucha confianza en la forma en que estamos jugando".