miércoles, 3 de enero de 2018

Los últimos lugares y para ver florecer el proyecto del nuevo ADN

David Patiño, técnico de Pumas, promete Liguilla, pues sabe que el equipo no puede quedar otra vez en los últimos lugares y para ver florecer el proyecto del nuevo ADN de los universitarios, necesitan que el primer equipo tenga éxito en el Torneo Clausura 2018.

"Me comprometo a trabajar todos los días, con toda la honestidad que se requiere para sacar los resultados, tengo que ir partido a partido, la intención es ganar, jugar bien, es tener dominio del juego, que la suma de estos factores nos den la posibilidad de ponernos en zonas altas y protagónicas y de clasificación a la Liguilla", explicó en entrevista con CANCHA.

Patiño renovó su cuerpo técnico, ahora tiene como auxiliares a dos ex jugadores auriazules, Raúl Alpízar y Christian Ramírez, dos hombres con los que se siente respaldado para intercambiar ideas que puedan ayudarle a conseguir los objetivos a corto plazo.

¿Te ves en la Liguilla?
"Sí claro, el juego es así, tienes que tener la certidumbre de lo que va a ocurrir y pelearlo, así es como siempre ha sido mi vida, llena de retos y para eso trabajamos, afinamos las cosas que estamos haciendo bien".

Patiño afirmó que están listos para arrancar con el pie derecho cuando visiten a Pachuca, pues está satisfecho con la forma en que se reforzó el equipo y por lo bien que han asimilado su idea futbolística, en la que siempre seguirán siendo un cuadro ofensivo, que propone y quiere darle alegría a su afición.

"Lo que vamos a presentar no va a variar demasiado de lo que trabajamos en la parte final del torneo pasado, pero sobre todo lo que se va a recuperar son los valores y principios básicos que han distinguido a Pumas desde siempre, como son el sentido competitivo, la lucha, el correr, meter, sumándole la inteligencia, la preparación de los juegos, el sentido táctico", mencionó.

También recalcó que la llegada de Matías Alustiza y Yúber Asprilla, aunado al regreso de Pablo Barrera al 100 por ciento, le dará otro rostro a la ofensiva de los universitarios, que el torneo pasado adoleció de goles.

"Matías es un delantero que es muy productivo, mete goles cada partido y medio; obviamente pedí goles y desequilibrio, y con la llegada de Yúber agregamos ese factor, además a Pablo Barrera, también lo considero un refuerzo porque no jugó el torneo anterior, mismo caso con Nicolás Castillo", señaló.

CU debe pesar
Para David Patiño es fundamental retomar varias fortalezas que Pumas perdió en el camino, como la de ser imbatible en casa y hacer del Estadio Olímpico Universitario uno de los lugares más complicados para los rivales.

Por lo pronto, las tres primeras fechas son fundamentales para sus aspiraciones, porque además de visitar a Pachuca recibirán dos juegos seguidos en casa, y desde este momento ya piensan en hacer un mínimo de puntos.

"Sabemos que con 26 puntos podríamos hablar de esa posibilidad (de ir a la Liguilla), pero esos 26 puntos son una meta a mediano plazo, tenemos que ir por una meta a corto plazo, que es el partido contra Pachuca y luego hacernos fuertes de local contra Atlas y América, que son los tres primeros partidos", detalló el timonel felino.

El Olímpico Universitario dejó de pesar, pues en el 2017 fueron comparsa de muchos y con otros clubes sufrieron para sacar adelante los partidos, en el torneo de Apertura apenas ganaron 3 encuentros y empataron 1, mientras que en el Clausura 2017 sólo pudieron conseguir 3 victorias por 2 igualadas; cayeron en 8 ocasiones, 4 en cada certamen, siendo de los peores equipos como local.

"Estamos con equipo completo, hemos trabajado con todo el plantel, sólo nos queda trasladar a la cancha todo lo que estamos diciendo. Tengo la misma confianza e ilusiones renovadas, confío mucho en la disposición, sabemos la responsabilidad que tenemos y la asumimos", subrayó.