sábado, 6 de enero de 2018

Rodríguez sabía que el tema del campeonato de bateo estaba prácticamente definido.

Para cuando se llegó el último juego de la temporada regular de la Liga Mexicana del Pacífico, José Manuel Rodríguez sabía que el tema del campeonato de bateo estaba prácticamente definido.

El segunda base de los Charros llegó al compromiso del 29 de diciembre con .371 de porcentaje, mientras que Sebastián Elizalde, de los Tomateros, lideraba el departamento con .380.

Manny tenía que batear 5 imparables y que el jardinero de Culiacán se fuera en blanco para superarlo y quedarse con ese título, pero a Rodríguez le dieron 2 bases por bolas y 2 pelotazos. Elizalde no jugó aquella noche.

"Conforme pasaban los días sabía que me iba acercando, (pero) la ventaja que tenía (Sebastián) Elizalde era bastante", reconoció el capitán de la novena tapatía.

"Ya en el último día era una situación muy complicada, tenía que irme de 5-5 y si hubiera jugado él quizás hubiera bajado un poco (su porcentaje) o quizás no, pero hizo lo que tenía que hacer, no jugar".

Rodríguez, que igual sigue siendo uno de los candidatos para ser el Jugador Más Valioso de la temporada 2017-2018 de la MexPac, sintió que la campaña estuvo medio complicada, pero que alcanzó a darle lo mejor de sí a Charros.

Jalisco fue cuarto lugar en la Primera Vuelta y tras un inicio de 1 ganado y 5 perdidos en el segundo giro, entraron a los Playoffs como sextos.